Créditos de seguridad social laboral y de alergia laboral.

Las enfermedades ocupacionales de la piel pueden tomar la forma de dermatitis alérgica por contacto causada por la exposición al cromo en el cemento o ser del tipo de irritante primario, como la exposición al benceno por parte de los mecánicos de motor. La nariz puede verse afectada por la exposición a alérgenos específicos, como la harina de trigo en panaderos, o irritantes no específicos, como la seguridad social de Illinois, como el polvo de carbón en los mineros. Entre las enfermedades ocupacionales que afectan a los pulmones, la neumonitis por hipersensibilidad afecta a los agricultores expuestos al heno mohoso, a los mineros expuestos a la sílice y al asma en trabajadores de laboratorios de animales. La intervención rápida para las sospechas de alergias ocupacionales es más importante ya que la detección temprana puede conducir a la reversibilidad de los síntomas. Desafortunadamente, una vez que se establece la enfermedad, el retiro del entorno ofensivo puede no llevar a la firma de abogados de seguridad social por discapacidad a mejorar los síntomas. Aunque el control de los medicamentos y los síntomas es importante, el alérgeno causante debe identificarse temprano y retirarse del medio ambiente para prevenir enfermedades crónicas. Asma ocupacional

El asma ocupacional es causado por la sensibilización a un agente inhalado en el lugar de trabajo y generalmente se presenta con tos, sibilancias y dificultad respiratoria variable. El inicio de los síntomas es lento y solo puede ocurrir después de años de exposición repetida a sustancias químicas y alérgenos en el entorno laboral. Se producen dos tipos distintos de asma ocupacional en la seguridad social, a saber, las vías reactivas no alérgicas y el asma alérgica. El asma alérgica tarda más en desarrollarse que el síndrome de la enfermedad de las vías respiratorias reactivas no alérgicas (RADS, por sus siglas en inglés), que puede desarrollarse más rápidamente debido a los agentes irritantes asociados al lugar de trabajo, como el cloro, los vapores de amoníaco o el polvo. A veces, el asma leve que se produce antes de salir se exacerba en el lugar de trabajo y los fumadores tienen mayor riesgo de desarrollar asma ocupacional.

Se estima que el asma inducida por la ocupación representa aproximadamente el 5% de la población asmática. Es posible que esto sea una subestimación ya que muchos casos no se detectan permanentemente. El asma ocupacional ocurre después de la exposición repetida al alergeno ofensivo. Solo una proporción de las personas expuestas desarrollarán asma, y ​​la sensibilidad generalmente aumenta durante un período de tiempo. Una vez sensibilizadas, las reacciones pueden ser provocadas por la exposición a los beneficios de la seguridad social a cantidades mínimas de alérgeno. En las primeras etapas, los síntomas mejorarán cuando esté lejos del lugar de trabajo afectado durante los fines de semana o cuando esté de vacaciones.

Los médicos de salud ocupacional deben inspeccionar rutinariamente todas las fábricas y lugares de trabajo de California con discapacidades de seguridad social con agentes potencialmente sensibilizadores para controlar las medidas preventivas y evaluar las muestras de aire. Las medidas de control ambiental incluyen el uso de cabinas de pintura en aerosol ventiladas, extractores, ropa protectora, máscaras, respiradores y viseras. Los trabajadores sensibilizados deben ser removidos del agente ambiental ofensivo y el lugar de trabajo modificado para adaptarse a ellos o, de lo contrario, deben reubicarse en otra área de trabajo que no esté afectada. Se estima que dentro de un año de comenzar el empleo, el 5-10% de los cuidadores de animales, el 10% de los trabajadores de isocianato y el 30% de los trabajadores del platino desarrollan síntomas de datos de seguridad social relacionados con el asma ocupacional.

Los trabajadores en áreas de alto riesgo deben someterse a controles de rutina para la sensibilización alérgica relacionada con el trabajo por medio de pruebas cutáneas, pruebas de función pulmonar y ser educados sobre los posibles riesgos de exposición. Las pruebas de función pulmonar deben realizarse en el trabajo y luego en el hogar nuevamente para identificar el asma relacionada con el trabajo. Para una evaluación precisa, esto podría requerir 2 semanas de pruebas de flujo máximo dos veces al día mientras se encuentra en el trabajo, seguidas de 2 semanas de pruebas fuera del trabajo y luego 2 semanas de pruebas en el trabajo. Ocasionales problemas bronquiales se realizan utilizando el sospechoso alergeno o metacolina.

Los que están en mayor riesgo son los fabricantes de espuma, plásticos, barnices y pinturas en aerosol que aplican para la discapacidad de la seguridad social que contienen isocianatos. Electrónica con exposición a humos de soldadura (colofonía), procedimientos de esterilización hospitalaria (glutaraldehído), peluqueros expuestos a agentes permanentes (persulfatos). Trabajadores de refinado de platino (sales de platino). Asma de panaderos en personas expuestas al polvo de harina de trigo y enzima amilasa. Quienes participan en la fabricación de resinas epoxi, plásticos y pegamentos (anhídridos ácidos). Exposición al polvo orgánico de maderas exóticas, soja y granos de plantas, rinitis ocupacional o alergias nasales que tienen discapacidad de seguridad social

El estornudo relacionado con el trabajo, la secreción nasal y la obstrucción deben alertar a una posible enfermedad profesional. La aparición de los síntomas puede ser similar a la enfermedad pulmonar ocupacional que se produce después de una exposición prolongada y repetida al alérgeno causante. Muy a menudo, la rinitis ocupacional puede preceder al asma ocupacional, por lo que el diagnóstico temprano de rinitis ocupacional puede permitir al empleado evitar una exposición mayor y prevenir el desarrollo de asma. Es posible que se deban realizar pruebas de desafío nasal para identificar el agente causal. La rinitis ocupacional irritante no alérgica puede ocurrir después de la exposición al polvo de carbón, al talco, al cloro y al aire frío del impuesto a la renta de la seguridad social. Dermatitis ocupacional o alergias cutáneas

La dermatitis ocupacional es, con mucho, la causa más común de enfermedad profesional y representa la mayoría de los días laborales perdidos. La dermatitis de contacto constituye la mayoría de las enfermedades relacionadas con el trabajo, principalmente en forma de dermatitis irritante no alérgica. La dermatitis alérgica por contacto es cada vez más frecuente y representa el 20% de las enfermedades de la piel relacionadas con el trabajo. Aquellas ocupaciones con mayor riesgo incluyen:

La alergia al látex es una alergia relativamente “nueva” y es más frecuente en el personal médico del hospital expuesto al caucho de látex en guantes, catéteres, juegos de goteo, pero también ocurre en pacientes que se han sometido a numerosas operaciones y procedimientos quirúrgicos de incapacidad médica de la seguridad social. La fuente más común de sensibilización es la exposición al polvo que contiene látex en los guantes de látex. Es imperativo que los pacientes alérgicos al látex informen al hospital al momento del ingreso, de modo que se puedan tomar precauciones especiales para evitar la exposición al látex durante una operación o en la sala.

Además de los equipos médicos y hospitalarios que solicitan beneficios de seguridad social, el látex también se puede encontrar en tetinas y muñecos para biberones, condones, guantes, cinta adhesiva, alfombras, goma de mascar, globos, gafas protectoras, botellas de agua caliente, elásticos en la ropa, equipo de buceo. Trajes de buceo y empuñaduras de goma, botas, juguetes y neumáticos.

Hay problemas adicionales con la reactividad cruzada alérgica a ciertas frutas. Las personas sensibilizadas al látex pueden desarrollar alergias a los kiwis, aguacate, plátano y castañas, entre otras frutas. La alergia al látex puede presentar erupciones con picazón, asma, rinitis e incluso anafilaxia completa con la muerte.

Hoy en día, la alergia al látex se puede identificar fácilmente mediante la reforma de la seguridad social con un simple análisis de sangre. Los pacientes sensibles al látex deben usar un brazalete de alerta médica, informar a su médico, dentista o ginecólogo y llevar adrenalina inyectable y medicamentos antihistamínicos. Puntos a considerar en sospecha de alergia ocupacional

Bajo la Ley de Salud y Seguridad en el Trabajo de 1974, los empleadores están legalmente obligados a proteger la salud y seguridad de sus empleados. El Reglamento de Control de Sustancias Peligrosas para la Salud (COSHH 2002) requiere que las organizaciones evalúen los riesgos que pueden causar enfermedades profesionales. Los empleadores tienen la obligación legal de reportar sospechas de enfermedades ocupacionales (Reglamentos de Informes de Lesiones, Enfermedades y Sucesos Peligrosos, 1995, cuenta de seguridad social). El Departamento de Seguridad Social local en el Reino Unido proporcionará folletos y formularios de BI 100 (OA) para pacientes elegibles para reclamar una indemnización por enfermedades relacionadas con el trabajo, incluido el asma (Cuaderno: Asma ocupacional NI 237). Si considera que alguna práctica laboral es insegura y lo pone a usted o a sus colegas en contacto con sustancias químicas peligrosas o altamente alergénicas, es su deber solicitar la seguridad social en línea para informar de esto a su supervisor, a la alta gerencia o incluso a las autoridades sanitarias, si es necesario. Obtener una respuesta e investigación. Visite el sitio web de Allergy UK para obtener más información. Escrito e investigado por el Dr. Adrian Morris